martes

Septiembre

A  Deo gratias

Inicia el noveno mes del año y viene con grandes y excelentes sorpresas.

Esta semana la revista online RegistroMX anuncia su nuevo número, dedicado al Fracaso. Incluye un cuento que había permanecido hasta ahora en el cajón del olvido: "Un día normal".

Esta misma semana, Penumbria anuncia su edición número 21 y de ella he tenido el enormísimo placer de ilustrar la portada. Ya en números anteriores he colaborado con algunos cuentos y minificciones con su dinámica tuitera #minirp Poder ilustrar una portada de Penumbria, puedo decirlo, ha sido una de las experiencias más gratas de este 2014. Penumbria es ya la revista de literatura fantástica referente en México. Pero además, al paso de dos años de arduo trabajo y gracias a su constante presencia en redes sociales, ha logrado traspasar fronteras latinoamericanas y cruzar el océano hacia España con más que buena fortuna. Esa es la razón del orgullo en estas palabras. Este número 21, para sumar las buenas nuevas, está lleno de buenos narradores y difusores del arte y la literatura fantástica en todas sus vertientes: cómic, cine, ilustración y literatura. Entre sus páginas se puede encontrar el trabajo de Miauricio Jiménez,  excelente poeta del circuito Spoken Word en la Ciudad de México, entregado aquí al arte de narrar temores infantiles. Se encuentran también aquí grandes amigos como Hugo Mess y Patricia Richmond (que nos maravilla desde España). También están Pok Monero, Xavier Loeza, Antonio Malpica, de España y otros tantos de buena factura, tal como lo es Penumbria bajo la dirección del siempre creativo y entusiasta lovecraftiano Miguel Lupián.

Pero todo esto no habría sido posible sin la complicidad de Lía Romero, mi compañera de nuevas y creativas aventuras, quien sorpresivamente ha resultado ser una modelo genial.

Y son esos nuevos caminos de aventura y creatividad los que ahora me están regresando a una de mis grandes pasiones, el cine. Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir a la presentación para prensa de Filosofía natural del amor, del joven director Sebastián Hiriart, y mi cámara fotográfica pudo captar algunas imágenes, de las que una se publicó en el portal de Cinelatino.

Esto es el inicio de septiembre y lo demás es un soliloquio de buena fortuna.

*Como siempre, no me resta sino invitarte a visitar el catálogo de mis publicaciones y, si algo de todo ello te resulta grato, por favor, no dejes de compartir Mis obras incompletas.


4 comentarios:

  1. ¡Qué hermosa portada, cargada de simbolismo, Andrés! Estoy impresionada y muy orgullosa de haber sido incluida precisamente en este número de Penumbria.
    Muchas gracias por tus amables palabras.
    Mucha suerte con todos tus proyectos, aunque sé que no la necesitas, maestro.
    Un abrazo,
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de la vida, no lo sé de cierto, lo supongo, se hace entre amigos. Un fuerte abrazo, Patricia Richmond.

      Eliminar
  2. Es todo un honor, gusto y agasajo que me permita ser parte de su proceso creativo.

    ¡Más éxitos! Andrés y que todos los caminos de su arte lo lleven a ese soliloquio de fortuna, que bien merecido lo tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted debería de llamarse Alegría de la Vida. :3

      Eliminar

Tus comentarios pueden mejorar mi trabajo