jueves

BWV 988

Me gustaría poder presentar esta entrada con mejores palabras, con palabras de erudito. A falta de ellas, dejaré que Cioran se encargue de ello:

"Tras las Variaciones Goldberg -música 'super-esencial', para emplear la jerga mística- cerramos los ojos abandonándonos al eco que han suscitado en nosotros. Ya nada existe, salvo una plenitud sin contenido que es la única manera de rozar lo Supremo".

Originalmente, Johann Sebastian Bach compuso las Variaciones Goldberg para clavecín. La interpretación que comparto es de Glenn Gould, considerado pianista angular en la historia de la música del siglo XX.


miércoles

Nuevas publicaciones


La revista Penumbria sigue avanzando por la buena senda de la literatura fantástica y esta semana estrena su número 16, incluyendo una colaboración mía. Además, desde inicios de enero ha iniciado en Twitter la dinámica #minirp, en la que la intención es crear historias mínimas a partir de imágenes fantásticas, dada una cada semana. En los días que corren, la artista invitada es Alejandra E. Gámez Pándura, cuyo trabajo puede verse en mountainwithteeth.com

Otra revista digital que sigue su curso, por los caminos de la narrativa, el ensayo y la crítica literaria, es delatripa, que en recientes días también pone en línea su número 11, desde Mérida Yucatán. En este número se puede leer un ensayo que escribí en tiempos universitarios sobre La vorágine, de José Eustasio Rivera, novela angular en la entonces nueva narrativa de principios del siglo XX. La vorágine aborda el tema de civilización y barbarie, contrastando la imagen idílica de la novela pastoril europea con las agobiantes vivencias de la selva hispanoamericana, lo que marca una clara distancia en la manera de contar y reinventar un continente que va saliendo de su periodo de independencias y lucha por tener una carta de identidad propia, lejos del eurocentrismo; aunque, ¿qué es América latina?


*Como ya es costumbre, dejo enlace a las revistas mencionadas en esta entrada en la sección Obras incompletas, donde, además, se puede redireccionar a otros espacios en donde se encuentran mis palabras.

Máximas ideas en mínimas palabras

Para no agobiar al lector, y no contradecir la forma en que se pretende decir, esta entrada ejercita la intertextualidad, el hipervínculo, el sendero que se bifurca:

El número 27 de Radiador magazine lleva en sus primeras páginas cinco haikús de mi imaginación.

#minirp es un ejercicio que mueve a contar breves historias a partir de una imagen tomada, en principio, del Codex Seraphinianus. Si se desea participar, las bases se explican en Penumbria.


*Como es costumbre, en la sección Obras incompletas se van sumando los vínculos hacia los medios digitales en donde se publican mis trabajos.

viernes

Aveux et anathèmes

Sacré-Coeur de mon Ange, l'amour es la mort.

-Andrés Galindo


"Incorrecto hasta lo intolerable, mezquino, desastrado, insolente, sutil, intrigante y calumniador, captaba los menores matices de todo, gritaba feliz ante una exageración o una broma... Todo en él era atrayente y repulsivo. Un canalla al que se echa de menos".



*La cita pertenece a Ese maldito yo (Aveux et anathèmes en el original francés), un compilado de aforismos del pensador rumano, cuya obra fue, en mayor parte, escrita en francés. Desgraciadamente no he podido encontrar una buena edición electrónica de éste y otros libros de Cioran. Dejo, con todo, al lector interesado un enlace a una edición en PDF, esperando que el futuro sea más benigno con Ese maldito yo.


lunes

2013

2013 ha sido el peor año de mi vida, con muchos golpes, heridas, dolores; muchos abandonos, despedidas, adioses; infinidad de silencios, insomnios y duelos. Y sin embargo, de todo eso, quedan algunas imágenes que presagian la reinvención de la vida.

Ya se verá lo que dictan los trabajos y los días del 2014




*Al ocasional lector: gracias por seguirme en este espacio que, aunque virtual, es entregado con el corazón.

domingo

Cuento sin título


Esperabas salir de la oscuridad y encontrar la luz, pero lo único que encontrarás es una nueva tristeza. Esa, y no otra, fue la razón por la que te dejé marchar.

Habíamos estado discutiendo las mismas cosas de siempre, las muchas cosas de siempre. Y quizá ahora ya no tenga sentido enumerarlas, como tampoco tiene sentido recordar las tres únicas alegrías que nos mantenían juntos.

Toda escritura, dicen, es un viaje a la memoria. Pero, ¿y si tampoco eso vale la pena? De cualquier modo, piénsalo, somos un par de peces en medio del océano; con los mismos problemas, los mismos gritos, los mismos claroscuros, las mismas despedidas, los mismos silencios.

Yo me quedo aquí, diciendo adiós desde el fondo de las palabras. Tú serás feliz, intensamente feliz, fugazmente feliz. Y luego, como todos, volverás a perderte. Porque esa es la condición humana: venimos de la noche y volveremos a la noche.

Si lo piensas bien, ésta podría ser una carta de bienvenida.

viernes

Paseo por Bellas Artes

¿Qué es cultura? Recuerdo que cuando iba a la universidad había un fuerte debate para diferenciar "alta cultura de cultura popular y/o folclórica". Creo que cuando era joven aspiraba a poseer una "alta cultura". Inevitablemente, este tipo de discusiones, que ahora me parecen fútiles, siempre llevarán a establecer un parámetro canónico; es decir, si se quiere ser una persona culta, por ejemplo, se deberá recurrir a Shakespeare, pero no a las telenovelas mexicanas; si se pretende ser una persona interesante, lo correcto es asistir a una exposición en el museo del Palacio de Bellas Artes, pero no caminar a lo flaneur por los deprimentes alrededores.

¿Qué es cultura? ¿Qué es arte? El ciego argentino recordaba que alguna vez Berkeley había escrito: "el sabor de la manzana no está en la manzana misma -la manzana no posee sabor en sí misma- ni en la boca del que la come. Exige un contacto entre ambas".

Las fotografías que reúne esta serie fueron tomadas en diferentes días, a diferentes horas. Al principio no les tomé importancia, hasta que volví a revisarlas y quise ver un recorrido, aunque muy personal, por lo que, de alguna manera, puedo considerar "el espacio del arte".

Foto: Angie Jiménez Novoa
Me gustaría referir, además, una curiosa anécdota que viene a cuento y que ocurrió durante uno de los tres recorridos que hice por los alrededores del Palacio de Bellas Artes: Como parte del proceso de mantenimiento y remodelación del Palacio y la Alameda Central, encontré unos pequeños cuartos construidos con maderas y mallas. Supongo que éstos servían para que los trabajadores resguardaran herramientas o cosas por el estilo; pude ver algunos costales y cosas así. El contraste de la luz del día y el negro de las mallas me llamó la atención y realicé algunas tomas. Luego de eso, me di cuenta de que algunas personas me habían estado observando, al tomar las fotografías, y se acercaron a mirar dentro de los pequeños cuartos. ¿Pensarían que esas construcciones, al ser dignas de una fotografía, serían una pieza de arte de igual o mayor valor que la enorme araña Petit Maman de Louise Bourgeois? Después de todo, dentro del museo se presentaban, de la misma artista, una serie llamada "Jaulas". Fue bueno, también, observar el desencanto de mis improvisados espectadores.

Hoy ya no me interesan esas eternas discusiones sobre lo que es arte y lo que no lo es. Sólo camino y observo, mientras alguien más me observa, y alguien más nos observa.








 


 











Foto: Angie Jiménez Novoa